Experto | Adquiere mayor importancia gracias a la hiper-personalización de tus escenarios de email marketing

Publicado por Anaïs Sevrain en Digital Retail y Omnicanal, Messaging y Transformación Marketing, Recogida y Calidad de Datos, Satisfacción y fidelización 21 abril 2020 Tiempo de lectura: < 1 min

Como su experiencia de compra no estaba suficientemente personalizada, una media del 44% de los consumidores se va a la competencia*. ¿Cómo podemos hacer frente y ofrecerles la mejor experiencia posible a través de escenarios personalizados?

Mejorar el ciclo de vida de tus clientes

Ante todo, es necesario analizar tu base de datos para descubrir tus principales tipos de clientes. Esto te permite, en primer lugar, obtener un conocimiento profundo de tu público objetivo. ¿Pero es suficiente? En teoría sí, pero no en la práctica

Debes identificar los datos útiles (declarativos, de comportamiento, transaccionales, psicográficos…) para definir estos perfiles. Este paso es esencial para permitirte optimizar tus puntos de recopilación y desarrollar tus prácticas.

Una vez establecida la base del ciclo de vida de tu cliente/cliente potencial, selecciona tus indicadores de rendimiento que te servirán como umbrales de referencia para validar tu enfoque.

Cómo definir una propuesta de valor

Una vez que hayas reunido suficientes datos necesarios para identificar tus tipologías, puedes proceder al paso 2, que consiste en definir la propuesta de valor de tu empresa para cada público objetivo. Esto te permitirá definir cada uno de tus escenarios y así pasar a la hiper-personalización. En efecto, cada perfil tiene sus propios gustos y tiende hacia ciertos contenidos o canales.

La propuesta de valor es la piedra angular de tu modelo de negocio. Se desarrolla según 3 ejes: los atributos de la oferta (calidad, precio, distribución…), las ofertas competidoras y los beneficios esperados por el consumidor. Es la condición esencial para el éxito de tus escenarios y, por lo tanto, de tu negocio, porque atiende una necesidad insatisfecha de tu cliente.

No te preocupes, siempre podrás ajustar esta propuesta identificando, a medida que se envían las campañas, los temas ante los que tus contactos son a priori más receptivos.

Adoptar una estrategia de contenido adecuado

Una vez que hayas perfeccionado tus propuestas de valor por tipología, trabaja en tu mensaje con cada uno de tus destinatarios para crear compromiso y generar emoción.

El lenguaje y el tono utilizados, las imágenes y los colores aplicados… son elementos a tener en cuenta en la creación de tu mensaje para que represente claramente tu propuesta de valor. ¡Hasta puede ser tu oportunidad para diferenciarte! 

Dominar todos los canales

Offline u online, algunos canales de venta y comunicación se ven beneficiados según tus tipologías. Si quieres llegar a ellos, tendrás que adaptarte a sus preferencias pese al riesgo de perder el potencial de negocio. Sin embargo, debes saber que el correo electrónico es el canal ideal para probar tu enfoque antes de desplegar tu estrategia de forma multicanal.

Pase lo que pase, cuando se trabaja en la experiencia del cliente, es fundamental dominar la comunicación a través de todos los canales, independientemente del punto de contacto preferido del cliente. No obstante, esto requiere saber cómo manejar la información en tiempo real, especialmente a través de la Plataforma de Datos de Clientes (Customer Data Platform), así como también es necesario ser capaz de aplicar tu estrategia en los medios de comunicación preferidos por tu público objetivo.

En resumen, para hacer que tus escenarios sean más personalizados y por lo tanto más relevantes, deberías:

De este modo, dispondrás de todos los elementos necesarios para la realización con éxito de tus escenarios y el envío de tus campañas de correo electrónico. ¿Cuándo empezamos?

*Fuente: Accenture Strategy

Artículos similares