Zoom | El branding como base de tu email marketing

Publicado por L'équipe communication de Dolist en Messaging y Transformación Marketing 11 febrero 2020 Tiempo de lectura: 6 min

La construcción de una marca sólida y bien definida que conecte con el público dará lugar a mejores resultados en tus campañas de email. Ser diferenciador es determinante, por lo que ofrecer al usuario una experiencia en cada contacto se convierte en una obligación.

Alcanzar la fidelidad del usuario no es fruto de un día, por lo que el trabajo estratégico y continuo es, sin lugar a dudas, la mejor manera de construir una relación sólida. Para ello es el momento de responder a todas las expectativas que nos plantean los usuarios, ¿cómo?

  • En primer lugar es importante conocer bien nuestro producto/servicio
  • Qué lo diferencia
  • Quién y cómo es nuestro público objetivo

Sólo conociendo a la perfección todo lo que es nuestro producto y las personas a las que nos dirigimos, podremos elaborar mensajes realmente eficaces. Pero además, es muy importante que las marcas sean contextuales. Es decir, sin olvidar qué es lo que se quiere comunicar y a quién, es determinante estudiar el cómo lo hacemos.

El canal y el código van evolucionando con el tiempo y los departamentos y profesionales de la comunicación y el marketing tienen que estar a la última. Hace 50 años no existía el email ni el sms y seguramente dentro de 5 o 10 años encontremos nuevos medios por los que enviar nuestras comunicaciones personales y comerciales. El código hace referencia al modo en que comunicamos a través de este canal. No es igual hablar con un amigo o familiar que hacerlo con un cliente. Además, las marcas del siglo XXI son algo más que simples logos que representa una empresa.

Las marcas tienen unos valores, un objetivo, una misión y una gran responsabilidad con la sociedad. Las marcas se están humanizando a marchas forzadas para poder conectar mejor con su público y el tono de sus comunicaciones, siempre homogéneo sea cual sea el estilo, es un factor clave para la construcción de la marca. Pero, ¿quién es el detonante de todo? El usuario. El cliente está en el centro y las marcas, sin perder de vista su hoja de ruta, hacen todo orientado a su público.

¿Y el email marketing? ¿Qué tiene que ver en todo esto? El email marketing es un canal más. Una fuente del tráfico perfecta para hablar a nuestra base de datos y un canal muy rentable para generar ventas debido a su ROI. En este sentido, cuidar los mensajes y las acciones realizadas a través del email marketing no debe de tener excusas.

¿Cómo lo hacemos? En primer lugar, debemos saber, tal y como hemos destacado, quiénes somos, qué producto/servicio tenemos y qué espera nuestro usuario de nosotros. A partir de aquí construiremos una estrategia de email marketing con campañas orientadas a diferentes objetivos que acaben sumando hacia las diferentes metas que hayamos decidido. Entre estas, y a pesar de no generar ventas de manera directa, debería estar en gran medida el branding.

La construcción de la marca a través de estos mensajes, la creatividad y la experiencia del cliente con la propia marca ayudará a hacer crecer a nuestra empresa, a que sea valorada por parte de las personas y a que todo sume para que, consecuentemente, mejoren los resultados de facturación.

¿Necesitas que te asesoremos? Contacta con nosotros sin compromiso y estudiaremos tu caso para optimizar tus resultados en email marketing. Y si quieres conocer más casos de éxito de Dolist, no te pierdas nuestra sección de recursos de marketing y descubre cómo afrontamos grandes retos.

 

Artículos similares